jueves, 27 de marzo de 2008

Comer insectos, ¿un nuevo boom culinario?

En muchos países como México, insectos como los chapulines, chinches, gusanos de maguey, escarabajos y hormigas son considerados verdaderas delicias culinarias.
Aunque esto te parezca tirado de los pelos, en realidad es una costumbre que viene desde tiempos prehispánicos en varios países de Latino América, Asia y otras partes del mundo cuya finalidad es curar diversas enfermedades digestivas, respiratorias, nerviosas, etc.
Así es, aunque te parezca increíble, nuestras pequeñas amigas, las hormigas mieleras sirven para aliviar la fiebre, los jumiles tienen propiedades analgésicas y anestésicas, y las abejas –los insectos más famosos actualmente-, son muy apreciadas por las propiedades de su miel y veneno, que sirve para combatir enfermedades inflamatorias como la artritis.
¿Y qué hay de los insectos que pululan por la basura? Según investigaciones como la del Departamento de Zoología del Instituto de Biología de la UNAM, moscas, grillos, gusanos y cucarachas son recicladores naturales de basura que convierten en biomasa que les sirve de alimento.
Durante su proceso de digestión, separan los desechos orgánicos y rescatan los nutrientes que luego pasan a formar parte de una biomasa rica en proteínas, carbohidratos, y grasas que podrían utilizarse para enriquecer alimentos como el pollo, el cerdo, el pescado, entre otros.


texto sustraido de: http://www.nutricion.pro/11-03-2008/otros/comer-insectos-nuevo-boom-culinario